DE LO QUE VOCIFERA, JOCOSO,

EL ESPÍRITU DIVINO DE UN  "GENIO" ROMANO

A LOS QUE SE ACERCAN A VER LAS RUINAS DE MÉRIDA

-O DE LO QUE SE OFRECE EN TANTO PEDREGAL HERMOSO-

( A la bella tienda de "MITHRA"

 junto al "Museo Nacional de Arte Romano")

 

    "¡Venid!, ¡pasad!... ¡no os quedéis en la puerta!;

¡mirad y sentid cuánto arte romano

aquí revive!, ¡qué buen artesano!,

¡fieles copias por una mano experta!

 

    Soy el Genio de este establecimiento:

mosaicos, pinturas, joyas en bruto,

bronces, cerámicas... ¡cuánto disfruto!,

¡falos de Príapo me ponen contento!

 

    Tiendas hay donde el corazón se inflama,

pocas son en que lo bello rebosa;

que el Arte aquí tiene viva su llama...

 

    que no hay lugar, de Emérita famosa,

como este rincón en donde fiel se ama

el goce sutil de una obra hermosa".

Fdo. Diego Miguel Muñoz Hidalgo

(20-Julio-2003; Nº: 63).

(Capítulo: "A las ruinas de Mérida",

del libro: "Del hombre y sus ruinas").